Antonio Domínguez Trejo

Don Antonio Domínguez Trejo, un hombre de lucha y entrega que gran parte de su vida lo dedicó a la lucha sindical, a la par con el desempeño de su trabajo, que nunca descuidó. Se daba tiempo y defendía al trabajador, fue el tercer Secretario General de la Federación de Trabajadores del Estado de Querétaro, CTM. Hoy sólo recuerdos quedan de los grandes líderes de la CTM, Don Fidel Velázquez Sánchez, DonRafael Camacho Guzmán y ahora Don Antonio Domínguez.

Don Antonio nació en la ciudad de Querétaro el 13 de junio de 1911, vivió momentos muy difíciles por lo que desde los 12 años tuvo que buscar empleo, pues tan sólo en una semana, debido a una epidemia de gripe, su madre y dos hermanas; una de cuatro años y otra de 13; murieron, fue por ello que se propuso trabajar para ayudar a su padre que era sastre.

Era tal su determinación de buscar empleo que aceptó tareas y situaciones laborales imprevistas ya que su preparación era muy escasa pues apenas cursó la primaria, por lo que desempeñó trabajas de aprendiz de: sastre, carpintero, herrero, talabartero y algunos otros; por estos trabajos le pagaban 15 centavos a la semana.

Fue así como un día se le presentó la oportunidad de trabajar como aprendiz de panadero con un salario de 75 centavos al día, situación que le permitió satisfacer sus necesidades económicas más elementales, y nada más lejos de imaginar que llegaría a ser parte de la historia del obrerismo queretano y del sindicalismo nacional.

Don Antonio, sin duda, formó parte de esos primeros líderes obreros que se preocupaban por la situación de la clase trabajadora de Querétaro por lo que estaban dispuestos a todo con tal de organizar a la clase obrera en sindicatos y defender sus derechos más elementales y salarios mejor remunerados. Fue así como se logra la captación y adhesión de los obreros y se formó el Sindicato de Obreros Panaderos del Estado de Querétaro, cuyo Secretario General fue Don Antonio Domínguez Trejo.

En 1945 DonAntonio trabajaba en la panadería como oficial de panadería y laboraba también como boletero en el Teatro Plaza; pasando a ser miembro activo del Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica y posteriormente líder de éste gremio, miembro fundador de la CTM y titular del mismo de 1944 a 1982. En 1993 le fue otorgada la medalla «Rosendo Salazar» presea que recibió de manos de Fidel Velázquez.

A las 12:30 del 4 de agosto de 2007 dejó de existir debido a un paro cardiorrespiratorio en el hospital San José. DonAntonio fue a reunirse con su esposa Pilar Rivera y su hija Ana María. Le sobreviven sus hijas Ma. Lourdes y Emma y sus hermanos Filemón e Isaías.

A su funeral asistieron sus compañeros de lucha, así como el Lic. Enrique Burgos García, Ezequiel Espinosa Mejía y la plana mayor de la Federación Regional Sección 1 de la CTM: Ceferino Ramírez, Javier Flores, Epigmenio Pegueros Martínez, Antonio Álvarez Chávez, Jorge Trejo, entre otros.